Blog de Gender Is Not Sex

Futuro

Devenir

Escrito por GenderIsNotSex 26-07-2019 en Sociedad. Comentarios (0)



Poner bajo la lupa los hilos que han tejido (y tejen) el entramado educativo nacional, dejan de manifiesto, y esto expresado desde el fuero íntimo, un genuino sabor distopico. 

Cuando Aldous Huxley a principios de la década del 30 del siglo pasado, es decir, hace casi ya cien años, esboza una sociedad futura tensada por una serie de cables omnipresentes tanto como inquebrantables en su "Mundo Feliz", y el vernos hoy como entidades participantes de la educación del siglo XXI en el marco de una nación tercer mundista, es triste. Es triste por lo profético de aquella obra. 

Si a esto le sumamos la visión de Orwell en 1984, o de Bradbury en Fareheit 451, el combo es "total". Total y aniquilante. Todos profetas asertivos.

La Republica Argentina, apéndice del continente americano, granero "a drede" de un mundo capitalista donde nuestra condición de proveedores de materias primas sigue en pie desde siempre, nos deja sin aliento. 

Tal el caso de la educación en nuestro país. 

No se trata de gobiernos de turno, ya que peso más, peso menos, entre una pulsion social de equiparamiento y las asfixiantes fuerza del Capital, poco han dejado como corolario positivo. Se trata de una constante. Se trata del lugar que hace más de un siglo se nos ha otorgado y del cual no podemos evadirnos. 

Al intento de equilibrio social le sale una política de recorte. 

Entonces estamos sin salida?

Por supuesto que sí. Esta espiral, como un gran torbellino nos arrastra. Y seguirá haciéndolo, ahora, con la ayuda de nuevas tecnologías de control.

Que nos queda entonces?

A mi humilde criterio, tan distopico como el que más, la única herramienta es la continua formación como docentes. Nuestra postura frente al estudiantado. Niños, jóvenes, adultos atravesados por una sucesión de corrientes de intereses que lejos de aclarar enturbian el panorama cada día un poco más. 

Las normativas han ido cambiando. Se han "aggiornado". Se han acomodado. Como una cuerda, se tensan y se aflojan. 

Los agentes enemigos del bien social y el sentido común siempre han sido los mismos, negados a lo "laico", negados a lo femenino, negados a lo amplio, plural, distinto, poli cultural, poli étnico. Negados. A las libertades. Afines a las concentraciones económicas unidireccionalmente ideológicas.

El activismo político como agentes promotores de cambios es ineludible. Y el cambio es desde la educación. Y por ende, en el aula. En el salón de clases. Comprender los ires y venires de la historia de nuestro sistema educativo no hace más que comprometernos como docentes en mantener clara la visión y acompañar a nuestros estudiantes en este mar de distracciones e incertidumbres al que los sistemas financieros intentan conducirnos.


Dafne Muschnik 


Desvaneciendo los límites

Escrito por GenderIsNotSex 19-04-2016 en Diversidad. Comentarios (0)

  

Mucho se ha hablado y se habla sobre el mundo del futuro, sin embargo pareciera que no llegamos a caer en la cuenta de que ya hemos llegamos a ese lugar. 

Aunque afirmarlo suene raro, el futuro es hoy.

Una simple vista retrospectiva a los últimos veinte años nos permite a las claras entender que el futurismo toco tierra en esta segunda década del siglo XXI.

Tecnologías de ciencia ficción hechas realidad en áreas tales como medicina, comunicación, entretenimiento, energías renovables, física, informática, arquitectura, alimentación, farmacología, ingeniería y tantisimas industrias donde la "magia" de la modernidad asombra por su evolución dramática. 

Pero en este devenir del universo tecnológico no quedaron exentos ciertos aspectos de la vida, que tocan otras cuestiones, como son las facetas humanas individuales y sociales, donde entre tantas aristas, llama la atención la evolución con relación a la amplitud de libertad de expresión, o el desvanecimiento de los límites. 

A la variedad de tribus urbanas, otrora inexistentes más allá de la imaginación de algún escritor, ilustrador o cineasta, se le suma el toque individualista como forma de expresión al margen de la pertenencia a cualquier grupo. 

En el mundo de hoy hay espació para todos, nadie queda afuera. 

Los que están en el "catálogo" e incluso aquellos descatalogados por no saber en que "rubro" ubicarlos. Personajes al margen de cualquier etiqueta conviven con el resto de los mortales, cada vez con mayor naturalidad. 

Desde un Rick Genest (Zombie Boy) un modelo canadiense tatuado en su totalidad, hasta una Andreja Pejic, un chico yugoslavo, devenido en modelo femenina ( ver imagen que ilustra la nota). 

Sensacionalismo "freak" impulsado por los medios, o libertad genuina de expresión? 

Más allá de la respuesta que cada uno podrá vislumbrar y/o fundamentar, es cierto que en otros tiempos difícilmente hubieran encontrado espacio aquellos defensores de la individualidad y la identidad sin exclusiones.

Una especie de biodiversidad humana como característica de un ecosistema donde todo esta permitido, y cuyo derecho de "ser" debe continuar inteligentemente defendido de aquellos que militan las filas del conservadurismo y son adeptos a los convencionalismos a rajatablas.  

Si el futuro de ficción en cuanto a las libertades de expresión llego para quedarse o no, dependerá de cuán fuertemente arraiguen en la sociedad. Sin embargo para los nacidos en esta nueva era, todo esto es asimilado como natural y no como excepción. 

La educación de niños y jóvenes en el respeto a las distintas formas de exteriorizar la personalidad será sin duda el desafío de padres y educadores que, desde su rol, deberán estar en sintonía con la amplitud de criterios, la tolerancia y el tan trillado, pero no menos acertado, amor al prójimo.


Dafne Muschnik